La Comunidad de Madrid acaba de presentar en la asamblea, el plan especial para Semana Santa. En el comité de expertos sanitarios encargados de aplicar las medidas, coinciden en rebajar las actuales y así poder dar un respiro a sectores como la hostelería y el transporte, suavizando las restricciones en movilidad y ampliando horarios y aforos en bares y restaurantes de Madrid.

La Presidenta de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha querido mostrar su generosidad, dando una propina a la libertad de los madrileños y madrileñas, permitiendo fumar en los interiores de bares y restaurantes desde el ‘Viernes de Dolores’ hasta el ‘Domingo de Resurrección’. “Con este gesto de dejar fumar en los bares, quiero que esta Semana Santa todos sintamos que volvemos a ser libres”, explicó Ayuso a través de Twitter.

Por otra parte y tras conocer las nuevas medidas impuestas por la comunidad madrileña, Europa, África, Asia, América y Oceanía han cerrado las fronteras hasta Castilla la Mancha y León, Extremadura y Aragón, para tener controlados y limitados los movimientos de la gente de Madrid.

Los hosteleros y comerciantes de la capital, ven con buenos ojos la idea de su Presidenta, siempre y cuando sirva para generar más ventas en el sector más castigado por la pandemia. Algunos hosteleros estudian invitar a tabaco a los clientes para fomentar el consumo.