La Presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha querido acabar con los comentarios sobre la “desaparición” de su hermano, mostrando un retrato dibujado por ella misma y ha garantizado que es un calco perfecto de su hermano.

En el entorno más cercano de Ayuso, aseguran que ya estaba muy harta de este tema y que tras enseñar a la opinión pública el rostro de su hermano, se ha tranquilizado experimentando una sensación de liberación y paz absoluta.

Uno de sus asesores, también ha querido recalcar que en estos momentos se siente más poderosa que nunca y que ya ha vuelto a sus quehaceres cotidianos para seguir mejorando la vida a los madrileños y madrileñas.

“Esperamos que después de haber dado a conocer el rostro de su hermano, las izquierdas dejen de difamar y de desgastar a la Presidenta de Madrid para poder seguir gobernando con garantías”, concluyó uno de los asesores.