El protagonista de esta increíble historia es Don Ramón Gastoso, conocido vecino del sevillano barrio de Triana, lugar donde ha cometido “la mayor estupidez de su vida”, según ha reconocido a fuentes policiales que más tarde se lo llevaron arrestado.

Uno de nuestros reporteros se ha trasladado hasta Sevilla para entrevistarse con Don Ramón, que nos ha dejado las siguientes declaraciones antes de que la policía se lo llevara arrestado:

“Yo estaba en el bar antes de atracar el banco, jugando a la tragaperras y bebiendo copitas de coñac tan tranquilo. Sin darme cuenta la máquina tragaperras me robó todo lo que tenía, más de 300€”.

“Así que decidí atracar el banco de enfrente y me volví a seguir jugando a ver si recuperaba mi dinero, ya que la máquina estaba ‘calentita’, pero la hijadepu… me quitó también los 2.500€ que robé al banco, verás tu cuando se entere mi señora”.