La nueva propuesta para el problema de la valla de Melilla que propone VOX, si llega a gobernar, no ha caído mal en las bancadas de PP y C’s.

Dicha propuesta consiste en alistar en el ejército de tierra a todo “negrito” que consiga saltar la valla, porque “son fuertes y valientes”, según asegura Santiago Abascal.

Casado se ha pronunciado diciendo que “todo el mundo tiene derecho a usar armas siempre que no sean ETA o golpistas independentistas” y Ribera ha dicho que “mientras lleven la bandera de España en el uniforme, él solo verá españoles”.

Dicha medida como es natural no ha gustado a los partidos de izquierda que ya están trabajando para intentar que en las próximas elecciones no saquen buenos resultados sus oponentes políticos.